metapoesía
ahora es
LASPOESIAS.COM

ENTRAR
*Puedes seguir visualizando el contenido deslizando la barra lateral































































































































































          
































































































































































































































































































































   
 
  Dora Moro
DORA MORO
(Guadalajara, México - 1969 - )



Dora Moro nació en Guadalajara en 1969. Es autora de los libros de poemas: La Apuesta ed. Alforja, Ciudad de México 2007. Por si la Recua ed. La Zonámbula, Guadalajara, 2007. Y el libro Veinticinco Sesentayocho ganador del segundo lugar del premio Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz editado en 2011 por la Biblioteca Mexiquense de Cultura.
Sus artículos y poemas han aparecido en revistas, suplementos y antologías nacionales e internacionales. Ha impartido neciamente cursos y talleres desde 1993 en distintas universidades, en la SOGEM y en foros independientes. Actualmente da clases de poesía, literatura y diseño en la Universidad de Estudios Académicos de Guadaljara.



Del libro inédito Veinticinco Sesentayocho- dora moro

4.

en qué momento perdiste los latidos

yo te recuerdo así

bella y de tamañito

envuelta en una toalla

alumbrada con lámpara de restirador

como una luz que sólo a ti

desde lo oscuro de una inmensa recámara

dijiste que detrás tenías el miedo de una virgen

miedo número sesentaynueve la virgen a raíz

pero el miedo NO

 

tengo la habitación más grande

no corresponde grande el tamaño no

llenar la habitación con cosas suaves

llenarla porque el vacío

no llenarla para los demás

llenarla para mi vacío

 

un vacío de siete años entre Javier y yo por ejemplo

 

en la calle no cabo

rompo las paredes de la calle antes de nacer

romper el infinitivo

las instrucciones de mi bolsa estaban en infinitivo

un paquete inesperado

-Isabelita- dijeron

no leyeron las instrucciones

de ahí la descolocación

leer antes

conectar la luz

ya viene la luz

me dieron a luz justo en el momento que César tira la carne al suelo

y yo como carne

salgo bistec amarrado de un cordón belicoso

 

11.

te juro que era una luz roja

en el fondo del jardín

dicen que son las guayabas

pero tu Járin si la viste

tú viste los dos faros de la adolescencia

eras rojos como ojos de monstruo japonés

pero otra vez Járin

despierta

otra vez nadie me creyó

yo me enrollé debajo de estas sábanas de generación

donde se enrollan los muertos

los pobres

los viejos que se pudren en los asilos

nadie me creyó Járin

despierta

tú si lo viste

no era leche tibia

no eran los hot dogs casi engrudo de la Maria

eran ciertas visiones

ellos creyeron que es vicio

a los niños dementes nunca les creen

porque creer en un niño de mente

es aceptar la propia ignorancia

es subirlo al estrado de lo importante

y los pilones no tienen importancia

vienen así

de refilón Járin

de inespera de mala pata

ahora sé que esto se hereda

y yo de seguro Járin tendré un niño de pilón

yo si le creeré de los faros rojos

porque si atendiéramos a las luces de la noche

no perderíamos la cardinalidad

 

18.

la brújula es el miedo

nunca me explicaron que la ignorancia es segura

que en la orientación está el miedo

no los colores de las cosas no me explicaron no

no me dijeron cuántas aristas tiene un lobo

o de qué cuernos disponen las niñitas

más simple era que sonara una alarma para las cosas desconocidas

cuando el terror de las viudas negras era conocido

esa punzada al verles las espaldas rojas

no hay pierde

no hacer nada que no se pueda hacer bajo luz

yo imaginaba dos cuerpos rodando

sentir miedo excita

mentir es una forma de excitarse otro gen obvio

el placer presente en racimos de mentira como un líquido otra vez

un líquido vinotinto amargovinagrillo derramándose por dentro

corriendo enajenjado por el hueco de la médula

funciones tergiversadas

sistemas inconexamente intercambiables

el circulatorio funciona como endocrino

el respiratorio como el urinario

el digestivo como hormonal

 

17.

cuánto suman dos más cinco    siete

cuánto suman seis más ocho     catorce

o sea

siete mitad de catorce

y catorce más siete veintyuno

o sea

dos igual a cinco igual a seis igual a ocho

veintyuno edad en que perdí

perder

pues qué andaba buscando

no

edad a la que forniqué con amor

fornicar es sin amor

pero “hacerlo” es ridículo siempre está hecho

solo es cuestión de recrearlo

o sea

veintyuno edad que importa para el amor y el sexo

edad crucial para el amor y una vagina que rompí a placer

bonito

oh sí bonito

el placer es directamente proporcional a la dimensión de lo prohibido

es una ley

 

esa necedad esotérica de buscarle significado a los números

 

la numerología como religión

y acomodar estrellas para explicarse la vida

son recursos estúpidos de gente necia

entonces

veinticinco sesentyocho no suma nada

 

ni tiene un significado trascendental en el mundo de Járin y su gemelo rotoembrionarioperdido

sólo era un pretexto para decir que a los veintyuno junté parte de mi cuerpo

metí un pedazo de mi carne dentro de otro

eso era todo

 

40.

los genes o la sangre

la escuela o el hogar

niño o niña

la familia o los amigos

este techo o la calle

tu padre o tu madre

ángeles y hados      igual tus muertos

chico o grande

 

yo prefiero el ombligo la persona yo mismo

la adopción

la elección

mis cobijas

mediano light deslactosado

el color uva chupada

y los asegunes


85.

este marcado costado infantil

que le molestaba tanto

 

Járin estaba tan a gusto con sus tortuguitas sus gasas con yodo

era mejor el refugio Gillette

los rubíes en las manos ejercían fascinación por el silencio

 

91.

una fascinación enfermiza los ojos en hélice andante por el rechazo prematuro al dolor

uno

dos

tres

cuatro

cinco

seis

siete

ocho

nueve

diez

once

doce

trece

catorce

quince

diezyséis

diezysiete

diezyocho

diezynueve

veinte

veinteyuno

veinteydos

veinteytres

veinteycuatro

veinteycinco

veinteyséis

veinteysiete

veinteyocho

veinteynueve

treinta

treintayuno

treintaydos

treintaytres

treintaycuatro

treinteycinco

treintayséis

treintaysiete

treintayocho

treintaynueve

cuarenta

cuarentayuno

cuarentaydos

curentaytres

curentaycuatro

cuarentaycinco

cuarentayséis

cuarentaysiete

cuarentayocho

cuarentaynueve

cincuenta Guillettazos en el muslo

curiosa Isabelita desenterrando sus rubíes para que alguno engarce las piedras preciosas en oro

en  plata santa   plata santa   plata santa

corazón sístole diástole dolerse para saberse vivo



Volver a índice
Poesía Contemporánea






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
PORTAL DE POESIA
 



Las poesias
ENLAZANOS - HELP ME - S.O.S.
 
¿Te gusta lo que hacemos?
Ayúdanos pegando este logo en tu sitio
Portal de Poesia Contemporanea
Poesia Contemporanea
Recomendado