metapoesía
ahora es
LASPOESIAS.COM

ENTRAR
*Puedes seguir visualizando el contenido deslizando la barra lateral































































































































































          
































































































































































































































































































































   
 
  Ernesto del Valle
ERNESTO R. DEL VALLE
(Cuba - )


Ernesto R. del Valle: Camagüey, Cuba. Profesor de Español y Educ. Artística, Periodista por vocación y poeta.

(Reside en Estados Unidos)

Sus primeros textos se publicaron en el periódico Adelante, el Caimán Barbudo y Revolución y Cultura. Poemas suyos se encuentran antologados en Punto de Partida, (Instituto del Libro, 1970).

Fue  mención en el género de poesía  en el Concurso Navarro Luna, en 1986 

Finalista en el Concurso Internacional de Poesía 2010, del Centro Poético de Madrid.

Obtuvo el Primer Premio de Poesía en el Concurso Nacional Armando Mestre, Cuba, durante los años 78,60, 81 y 85

Seleccionado en la Antología de la poesía Universal Contemporánea Siglo XXI (Nov. 2011) 

1er Premio en el Concurso de Cuentos Cortos para el estado de la Florida, auspiciado por la casa Editora Voces de Hoy, 2010

Segundo lugar en el Concurso de Poesía Clásica y Libre, del Foro Internacional Rimado, Noviembre 2011.

Ha sido publicado en el Magazine Italiano Gente de Alfonsine Nov. 2010, Nro. 47.  y en la Revista Hontanar  de Australia, Febrero 2011.

Creador del Decineto, estructura poética de arte menor y mayor. Fusión de la Décima y el Soneto, de allí su nombre. Recogido en el libro La Poesía Neoclásica de la autoría del poeta colombiano Ramiro Padilla.

Sus poemas han sido publicados también en las Revistas Cormorán y Delfín, (Argentina); España Republicana (España); y en distintas ediciones provinciales y nacionales, en Cuba,  como:

Punto de partida (1970)

Colección de poesía cubana (OCLAE); 

El asunto es estar localizable [Antología] (Edit. Oriente, Cuba) 1991.

Está representada además en la selección que hiciera la Revista Signos, de la Universidad de Santa Clara, Cuba, en 1973.

En República Dominicana publicó algunos de sus relatos cortos en el Magazine Dominical-Cultural del Diario EL SIGLO durante su residencia de cuatro años en ese País.

Antología Poesía Universal Contemporánea del Siglo XXI, España (2011)

Antología Un Canto de Amor (Mil poemas a Pablo Neruda, Chile (2011)

Antología, Mil poemas a César Vallejo, Chile, 2012

Tiene publicado

Miércoles de Ceniza (Cuentos) Miami,  Ed. Voces de Hoy 2010. Miami

Alabanzas y Alucinaciones (Poesía) Miami, Ed. Glorieta (2011) Miami

Emboscadas de la noche (Poesía) Ed. Glorieta, Miami. 2012)

Antologador y prologuista de El amor en su hechizo (Antología poética) Breve selección de la poesía de amor hispanoamericana, aparecida en la Internet. (Edit. Glorieta 2012)

Ha prologado a su vez poemarios de otros Autores.

LABORÓ COMO Profesor de Español y Literatura en Rep. Dominicana.
Es editor de la Revista Literaria Digital (Sin Ánimo de lucro)Guatiní.



ALFONSINA STORNI (Decineto[1])


Que no fue el mar, Alfonsina,

quien te tragó, fue el reproche

de tu pena transparente.

 

Que no fue el mar, fue la fina

amapola de la noche

urdida galantemente.

 

Quien te tragó fue lo triste,

lo necio e imponderable

de ese medio respetable

en que viviste.


ISADORA DUNCAN
 
Verdaderamente, tu vida fue una perenne 'bronca’

con tu modo de vivir. No te soportaban Isadora,

porque tu vuelo en el escenario iba más allá

de las convicciones conservadoras de la época.

Pero supiste atajar estupideces y desvaríos,

supiste ‘ultrajar’ la decencia de las enaguas

y cuellos duros y supiste que tu cuerpo

era la danza, cuando la música irrumpía

por tus pies a los brazos, de la cabeza al corazón.

No había más que movimientos

cuando  bailabas con tus piernas desnudas

ante las bocas abiertas de las madonas

y caballeros vespertinos.

Isadora, el aire te llama en su música, se arremolina,

se hace danza para ti, pero no estás ya,

ya no existe siquiera la esencia patética de tu muerte

tan vasta, tan llena de velones y pañuelos.

Ya no estás Dora Ángela Duncan, solamente estos remansos

que el tiempo hace detener en la poesía

para tenerte con nosotros un momento

tan sólo un momento y nada más.


LESBIA, CATULO TE AMA

Lesbia, Gayo Valerio Catulo te ama,

debajo del laserpicio. Sentado a su sombra

va llenando de besos tu cuerpo ausente.

Ese cuerpo Lesbia, que yo amo

a las sombras del olivo, camino a Cirene

y luego, cuando sales del baño de pétalos

rosados del ciclamino.

Desnuda, esplendente y única, real

sin la estola color cielo y plena

bajo la luz de los cirios aromáticos

que en los candelabros parpadean cuando pasas.

Te ama Catulo y sufre. Llora por ti. Clama a los oráculos

bajo la luna, porque sabe que tu cuerpo es mío

en estas noches.

Porque intuye, Lesbia, que la luz no basta cuando exhausta

te rindes bajo mi cuerpo, feliz y satisfecha.


JUANA DE ARCO (Francia)

(Domrémy 1412, Ruán 1431)

 
¿Qué hace al Humano ser diferente a los demás?

La credencial hacia tu muerte

fue ante todo tu sexo y tus principios.

Lo masculino de tu imagen

no se avenía con la sensualidad

inmaculada de tus labios

ni con esa mirada

de urgentes deseos enclaustrados

en los hábitos eclesiásticos de la época.

Te condenó la curva virginal de tus caderas

aferradas a la armadura

y mallas protectoras

La breve prominencia de tus senos

como melocotones listos y asombrados

y el vello finísimo, áureo, provocativo

que cubría tu cuello adolescente.

Te imagino en la plaza de Ruán

atada al palo de la hoguera

y aquel fuego devorando tus firmes carnes,

esa piel que desconoció otros ardores

más dulces, más humanos.

Tus labios devorados por las llamas y tu voz,

me imagino, volcada y angustiosa, en un grito

que aún se escucha

a pesar de los años transcurridos.

 
PENÉLOPE

Sigue tejiendo su soledad

con las agujetas del silencio.

Y es ella en el tejido.

Su cuerpo de mujer es un estuario triste

amalgamado por la ausencia de su hombre.

Es noche en Ítaca,

Ulises martirizado con los cánticos

de las sirenas en el Mar Mediterráneo.

y ella, asediada por la lujuria de los machos

que no le perdonan tantos hilos urdidos

en su propia condición de mujer

No la culpes.  No culpes a Penélope

si aquel sueño es acariciado

en el recuerdo.de los hilos destejidos

en el silencio vasto del deseo.

Ulises llenará el vaso invicto

cuando lo reconozca su fiel Argos

y entonces, las tantas ansias

será el hechizo de su ensueño.

 en la urdimbre total de la victoria.


Volver a índice
Poesía Contemporánea






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
PORTAL DE POESIA
 



Las poesias
ENLAZANOS - HELP ME - S.O.S.
 
¿Te gusta lo que hacemos?
Ayúdanos pegando este logo en tu sitio
Portal de Poesia Contemporanea
Poesia Contemporanea
Recomendado