metapoesía
ahora es
LASPOESIAS.COM

ENTRAR
*Puedes seguir visualizando el contenido deslizando la barra lateral































































































































































          
































































































































































































































































































































   
 
  Amador Palacios
AMADOR PALACIOS
(Albacete, España 1954 -  )

 

Nació en Albacete el 24 de noviembre de 1954.

Es licenciado en Filología Española y está en posesión del Diploma de Estudios Avanzados por una serie de trabajos de investigación sobre la poesía española del Medio Siglo.

Ha sido fundador, director o consejero de diversas publicaciones (La Mujer Barbuda, Barcarola, San Juan Ante-Portam-Latinam). Ha participado como ponente en cursos sobre literatura y actuado como conferenciante en encuentros y congresos sobre poesía, literatura y traducción; hay que resaltar, en este sentido, su continuada participación en las Jornadas Poéticas de Cuenca desde 1984 a 1990. Colaborador en numerosas revistas de literatura y en suplementos literarios, ha ejercido profusamente el periodismo literario como columnista. En la actualidad es crítico literario de las siguientes publicaciones: las revistas Diálogo de La Lengua, Campo de Agramante y Académica, de la Real Academia de Letras de Cuenca, así como los suplementos Artes & Letras, del diario ABC en Castilla-La Mancha, y El Día Cultural. Además, mantiene una asidua colaboración en el magazine toledano Webtoledo.com; Asimismo, tiene en su poder algunos galardones y distinciones literarias ("Biografías Palentinas", "Barcarola", finalista del "Rafael Morales", finalista del "Adonais", "Veintenario" -Radio 3, RNE-, etc.).

Ha sido becado en seis ocasiones (durante el período de 1984 a 1992) por la Fundación Calouste Gulbenkian de Lisboa, en razón de su interés por la literatura portuguesa, cumpliendo estancias, por este motivo, en Portugal y el Reino Unido. Becado por la Fundación Olifante, de Zaragoza, para realizar un trabajo sobre la poesía de Miguel Labordet, residiendo en la Casa del Poeta de Trasmoz, a la vera del Moncayo. Ha colaborado con la Escuela de Escritores "Alonso Quijano", de Alcázar de San Juan, impartiendo lecciones magistrales. Es miembro del consejo asesor e la Fundación Carlos Edmundo de Ory de Cádiz. Becado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por la realización de una biografía sobre el poeta Ángel Crespo.

Además de su profunda dedicación a la literatura, siente verdadera afición por el senderismo y el montañismo, habiendo coronado algunas cimas españolas, pasión que se refleja de manera cada vez más creciente en su poesía.

Libros publicados

Poesía 

Rito amoroso, Toledo, Biblioteca Toledo, 1972
Notas cotidianas, Toledo, Solano, 1978
Ejercicios de versificación, Cuenca, El Toro de Barro, 1979
Billete heterónimo, Talavera de la Reina, Melibea, 1985
La cúspide y la sima, Madrid, Adonais, 1987
Enemigo admirable, Albacete, La Joven Poesía, 1994
Exarconte de un coro, Toluca (México), La Hoja Murmurante, 1994
Suite de la casa en el campo, Alcázar de San Juan,  Tesela, 1998
Tragedias sólo subjetivas, Albacete, Barcarola, 1998
Pajarito bañándose en un charco - antología poética -, Prólogo de Antonio Lázaro, Cuenca, El Toro de Barro, 2001
Estancias (13 poemas), Cuenca, El Toro de Barro, 2005
Canta y no llores, Madrid, El Sombrero de Ala Ancha, 2006
Licencias de pasaje, Ciudad Real, Diputación Provincial, Biblioteca de Autores Manchegos, 2007
Prosas esculturales y otros poemas, Ciudad Real, Almud, Biblioteca Añil, 2010 

Traducción 

Lembranças e deslembranças, de G.A. Carriedo (con “Nota preliminar”), Cáceres,  Palinodia, 1988
¿Dónde se acumula el polvo?, de Casimiro de Brito, Madrid, Cuaderna de Poesía Portuguesa, 1989
La moneda perdida (Antología), de Lêdo Ivo (traducción y edición), Zaragoza, Olifante, 1990
Clepsidra, de Camilo Pesanha (traducción y prólogo),  Madrid, Hiperión, 1995
El libro de Cesário Verde, de Cesário Verde (traduccción, prólogo y notas), Madrid, Hiperión, 1997
La muerte y la mujer, de Vinicius de Moraes, Madrid, Manual de Instrucciones, en prensa


PEÑALARA

-Para mí esos montes -dijo Schultze- son Dios.
    PÍO BAROJA (“Camino de perfección”)


Cargados con mochilas, agarrando los palos y embutidos en botas, gorros, bragas, guantes (todos ellos recubiertos por la membrana de Gore-Tex), giramos a la altura de Venta Arias para bajar por la pedregosa y empinada senda que lleva a la estación, remontando un andén desde donde accedemos al tren montañero que en tan sólo un cuarto de hora llega a Cotos. El día está en parte soleado y en parte cubierto de crasas nieblas originadas por esas nubes que tan veloces se deslizan “ramoneando” entre las crestas, los cordales, las cimas.

    Comenzamos a ascender por el estupendo camino que conduce a la cumbre más alta de la sierra de Guadarrama. Llegamos al collado interpuesto entre Dos Hermanas, y al pie de la Hermana Mayor —viendo el macizo de Peñalara de dibujo tan sinuoso y que hubiéramos coronado en tan sólo media hora— nos acosa el impetuoso viento gélido que transita alocado, continuamente perturbados por los repentinos y vigorosos bancos de niebla que nos impiden distinguir las amables siluetas de otros grupos de montañistas.

    Así que decidimos volvernos sin abrazar el vértice geodésico con el fin de evitar incomodidades, ser prudentes. Sí apreciamos entre vaporosos filamentos el magno paisaje que, frente a esta divinizada y literaria cima, queda a nuestra derecha mostrando la cuerda y el potente canchal que las Cabezas de Hierro derraman, los inmensos pinares, el valle grandioso, la meseta brumosa; pero sin poder divisar, al otro lado, la extendida llanura segoviana cegada tras el azorado juego de nubes animadas por los vértigos que provoca el azogue.

    Me sentía como Moisés contemplando la tierra prohibida.



DE APOLLINE

A Jesús Maroto

Mi educación cristiana me conduce a invocar a un solo dios
elevando la vista, o los ojos del pensamiento,
en busca de la hipótesis
de un cielo gris marengo.

El dios que entonces se me viene a la cabeza es Apolo,
con su apuesto torso desnudo
―en su piel sólo una manita de bronce―
y su cráneo peluqueril.

Él hace lo que hace, dios guapo y engreído,
dejando su trabajo de escriba inspirador
y su enjundiosa molicie eterna,
ladeando su nuca para atenderme fugazmente.


EL PELUQUERO DEL REY MIDAS

¡Enterraíto!
dejé el secreto,
bien relleno de tierra,
¡enterraíto!

Pues mi rey es estúpido,
poniendo un cero a Apolo;
y yo viendo que Apolo
pone orejas de burro
¡al muy estúpido!

¡Cañaverales!,
qué traición me habéis hecho
¡cañaverales!

Yo me mordí la lengua
enterrando el secreto,
bien relleno de tierra
(es por eso), y vosotros…,
a poco viento que hace,
¡cómo os vais de la lengua!


Volver a índice
PORTAL DE POESIA


PORTAL DE POESIA
 



Las poesias
ENLAZANOS - HELP ME - S.O.S.
 
¿Te gusta lo que hacemos?
Ayúdanos pegando este logo en tu sitio
Portal de Poesia Contemporanea
Poesia Contemporanea
Recomendado