metapoesía
ahora es
LASPOESIAS.COM

ENTRAR
*Puedes seguir visualizando el contenido deslizando la barra lateral































































































































































          
































































































































































































































































































































   
 
  Karina Luz Bocanegra Salcedo
KARINA LUZ BOCANEGRA SALCEDO
(Perú - )


KARINA LUZ BOCANEGRA SALCEDO es poeta, narradora, fotógrafa, docente. Obtuvo el primer lugar en el II Concurso de Cuentos Peruanos "César Vallejo" (Centro de Promoción Cultural de Trujillo); II Concurso de Cuento Breve "A toda Página"  (Instituto Peruano-Norteamericano "El Cultural"); I Juegos Florales Interuniversitarios "Eduardo González-Viaña" (Universidad Nacional de Trujillo). Aparece antologada en el I Encuentro de Agrupaciones literarias en la Pontificia Universidad Católica del Perú; Antología de Poesía internacional “Poesía Rebelde” del I Festival Internacional “Grito de Mujer” (México, 2011), entre otros. Fue invitada como escritora representante de Perú al  I Encuentro Binacional de Poesía Joven en Ecuador (Ministerio de Cultura de El Oro, Ecuador - 2011); A la velada literaria “Soirées Littéraires Millefeuilles” (Instituto Cultural Peruano-Luxemburgués, Luxemburgo – 2011). Actualmente es colaboradora del suplemento dominical del diario La Industria de Trujillo; dirige talleres de Creación Literaria en la Alianza Francesa de Trujillo. Tiene publicados la nouvelle “Prosternación” y el poemario en inglés “Rain” (Ediciones Prometeo Desencadenado). Es gestora cultural de eventos culturales nacionales e internacionales a través de la promotora cultural “Diablosazules”.

Blog: http://cafesideral.blogspot.com


Jamás he pertenecido a mi verso

No pertenecemos al mundo.

Rimbaud

Jamás he pertenecido a mi verso,
estas manos describen lo ajeno,
como una letra sin ropaje
aullando a su propia voz.
 
La palabra se hace carne
-árbol que es mirada/rama-
Árboles sin árboles.

Jamás he pertenecido a mi cuerpo,
este envase es aún cristiano
hace falta exiliar sangre
bombillas fútiles que laten laten
hilos de humo tallado en piel
de nictálopes.

De entre los escombros surge la piel
la muchacha vuelve a tocarse
se palpa mientras llueven
palabras desnudas.

El cabello de la noche como nido.
‘Tengo miedo’, gritará la Noche
al acostarse sobre sus sueños
y rasgará el papel de los días
con afiladas voces.

Para el Capitán, con vellosidad

Yo también soy indomable
Yo también soy intraducible
Sobre los techos del mundo
Resuena mi bárbaro graznido
Walt Whitman

Yo también soy indomable,
bajo el reflejo cítrico del agua
Yo también soy intraducible
afuera en lo profundo
Sobre los techos de casonas derruidas
cierro círculos vacíos.
Yo también me rasgo los ojos
Abiertos hacia el corazón
Prendo fuego a mi sonrisa
Corto el pasto salvaje de mis manos
Devoro líneas en el horizonte-;
observo de soslayo,
planetas abiertos en la palma de la luna
mientras cierro sus bocas
para darle forma a mi verso.

Yo también soy un aullido
Que remotamente abre sus alas
                        para sorber lluvia por los dedos
Que corre hambriento a devorar
silencio hecho refugio.
Abro cuadrados, cierro círculos
Y enciendo mis sueños con increíbles mechas
de la noche que me sueña mientras pernocta abrazada
a su sombra.

Yo también soy la mar
Mezclada con el mar.

Muerdo mi velluda piel de heno
Arrastro mi sangre al corazón
Mastico mis dientes pulidos de tanto restregar anhelo
Me escondo tras mi verso
Y continúo mordiendo …

Yo también soy la Verdad soy la Belleza
Me ofrezco en el altar de los varados
Prendo un fósforo con la suela de mi alma
Y enciendo el heno
                                 de mi piel
Mientras canto para no ser escuchada
Una melodía como un silbido
Que resuena impostergable en los abismos.

Canto para morirme sola
Velluda
Espléndida.

Canto porque prefiero hacer eco en las casonas
Iluminar los focos de los faroles ciegos
Que se ciernen sobre la ciudad
Aplastándola
Mientras mi silbido se hace carne de sirena
Un trozo violáceo de barcos, pájaros y heno
Absolutamente hermoso
Canto.

Yo también duermo abrazada a mis sueños
Giro la cabeza cuadrada
Busco una grieta en mi almohada
Para depositar canarios muertos que aúllan
sobre amaneceres erguidos como espadas.

Yo también nombro a la muerte
Resucito en el grito de Morfeo
Y despierto ahorcada por mi nombre
Que es luz es fuego es paz.

¡Yo también soy indomable!
                    Bajo el reflejo cítrico del agua
¡Yo también soy intraducible!
                   Sobre cavernas antediluvianas               
                   Resuena mi garganta de púas
                   ¡Resuena mi bárbaro silbido!


TAUTOLOGÍA

Cuánto tendremos que esperar a que las putas rellenen a los negros y los blancos decidan aclararse la piel.


Volver a índice
PORTAL DE POESIA






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
PORTAL DE POESIA
 



Las poesias
ENLAZANOS - HELP ME - S.O.S.
 
¿Te gusta lo que hacemos?
Ayúdanos pegando este logo en tu sitio
Portal de Poesia Contemporanea
Poesia Contemporanea
Recomendado