metapoesía
ahora es
LASPOESIAS.COM

ENTRAR
*Puedes seguir visualizando el contenido deslizando la barra lateral































































































































































          
































































































































































































































































































































   
 
  Lucia Estrada Zapata
LUCÍA ESTRADA ZAPATA
(Medellín, Colombia - 1980 - )


Foto por Jairo Ruiz Sanabria

Las hijas del espino es uno de los más bellos libros que se hayan escrito en Colombia, desde la Madre Josefa a nuestros días. Sutil, dulceamargo, reposado, evocador e inquietante. Lucía Estrada sabe, como lo sabía Alma Mahler, que es “más bella la mano / al pulsar una cuerda invisible”.

Leer este libro es un adentrarse en un cortejo de mujeres a las que la autora les otorga como heráldica un arbusto sencillo, sin mucha alcurnia vegetal, un pequeño árbol trigado de espinas cuyas flores blancas aroman las distancias.

Juan Manuel Roca

Lucía Estrada Zapata (1980) es reconocida como una de las voces poéticas más destacadas en Colombia y en América Latina. El poema en ella nace de un saber decir sin excesos ni redundancias. En su obra el ritmo y el silencio, la palabra y su misterio, convocan. Nació en Medellín y vive en Envigado desde 1991. Durante cinco años fue parte de la organización del Festival Internacional de Poesía de Medellín y actualmente se desempeña como Coordinadora Cultural en la Casa Museo Otraparte.

Su primer poemario, titulado Fuegos nocturnos, apareció en Medellín en 1997 (Lealon). Entonces tenía 17 años y sorprendió con un libro sereno, reflexivo, que para nada se identificaría con la voz de una adolescente. A esta publicación le siguieron Noche líquida (Colección del Ministerio de Cultura, San José de Costa Rica, 2000), Maiastra (Ed. El Tambor Arlequín, Medellín, 2004), Las hijas del espino (Cobalto Ediciones, Medellín, 2006 / Hombre Nuevo Editores, 2008), El ojo de Circe (Antología, Colección “Un libro por centavos” de la Universidad Externado de Colombia y la revista El Malpensante, 2006), Las hijas del espino (Cobalto Ediciones, 2006), El círculo de la memoria (Selección de poemas, Lima, Perú, 2008), La noche en el espejo (Bogotá, 2010), Cenizas de Pasolini (Editorial Pequeña Alejandría, Medellín, 2012) y Cuaderno del ángel (Sílaba Editores, Medellín, 2012).

Obtuvo el Premio de Poesía Ciro Mendía en 2002. Con su libro Las hijas del espino le fue otorgado el Premio de Poesía Ciudad de Medellín (2005), ganó el Premio Ciudad de Bogotá 2009 con el libro La noche en el espejo y con su poemario Cuaderno del ángel la Beca de Creación en Poesía, otorgada por el Municipio de Medellín en 2008. En 2009 fue nominada por la UNESCO al Premio Mundial de Poesía Joven (Struga).

Textos suyos han aparecido también en diversas antologías y publicaciones del país y del exterior tales como Palabras de agua - Antología poética (Colombia, 2002), Seis voces celestes - Antología de poetas latinoamericanas (España, 2004), Punto de partida - Doce poetas colombianos (Universidad Autónoma de México, 2007), El libro de las celebraciones (Bogotá, 2007), Ellas escriben en Medellín - Antología (Secretaría de Cultura, Alcaldía de Medellín, Colombia, 2008), Posdata - Antología de poetas jóvenes colombianos (Universidad de Nueva León, México, 2009) y Párrafos de aire (Medellín, 2010); así como en las revistas literarias Luvina (México), Fronteras (Costa Rica), Línea Imaginaria (Ecuador), Alhucema (España), Eskéletra (Ecuador), Poetry International (página virtual), Revista Casa Silva, Prometeo, Revista Universidad de Antioquia, Luna de Locos, Clave, Mascaluna, Hojas Sueltas, Luna Nueva, Golpe de Dados y Punto Seguido, entre otras.

Sus poemas han sido publicados en antologías virtuales de Colombia, México, Argentina, Brasil, España y Estados Unidos y han sido parcialmente traducidos al inglés, francés, japonés, italiano y alemán. Ha sido invitada a diversos encuentros literarios en el país y en el exterior, entre los que pueden destacarse el Festival de Poesía de Berlín (Alemania), VIII y XVI Festival Internacional de Poesía de Medellín, Encuentro de Poetas del Mundo Latino (México), Feria del Libro de Santiago de Chile, IV Festival Internacional de Poesía Eskéletra (Ecuador), III Festival de Poesía de El Salvador, Festival Internacional de Poesía de Costa Rica, Festival Internacional de Poesía de Rosario y Buenos Aires (Argentina, 2010), VIII Bienal de Literatura Mariano Picón Salas (Mérida, Venezuela, 2009), Encuentro de Mujeres Poetas de Cereté (Córdoba), Letras (Cartagena) y la Feria del Libro de Trujillo (Perú, 2012).

Reseñas de su obra aparecen en revistas y periódicos tales como Diario El Comercio (Ecuador), Casa de Poesía Silva, Revista Número, Revista Arcadia y Revista Universidad de Antioquia, entre otras.

Actualmente hace parte del comité editorial de la revista literaria Alhucema de Granada, España.


II

Una piedra encontrada en el camino puede ser
             la imagen de la eternidad.

En la dura extensión de sus formas, entre las grietas,
las preguntas que para nosotros formuló el tiempo
                 fría corteza del instante.

Como en el amor y en la muerte,
incapaces de comprender la levedad de lo que somos,
indiferentes, arrojamos el misterio por encima del hombro,
devolvemos al mundo su enigma,
libres ya de su peso el corazón y las manos,
seguros de seguir la dirección correcta
en el oscuro laberinto de la noche.

 

* * *

V

Arrojo mi corazón
al pálpito de la noche

Lo pierdo en su extrañeza, en su no lugar
en su no aceptación.

 

Tiendo allí
raíces profundas, raíces cuyos nombres
nadie conoce.

Densa cabellera del desamparo y el regocijo
mi vida.

Qué otra podría ofrendarse.

* * *

VI

Todas las voces están huérfanas de sí,
y en esa orfandad se asisten, se acompañan.

Ahí está el misterio. El que no podemos tocar, para
el que no existen las manos.
Las manos.
Esa región desconocida que nos acerca y nos aleja
                                       al mismo tiempo.

Me pierdo en la penumbra de lo que quisiera gritar
                                            y no puede.

El deseo es lo que nos rescata del abismo, pero también se
yergue lo que no admite consuelo.

Palabras como pájaros en la soledad del aire.


Fuente:
Estrada, Lucía. Cuaderno del ángel. Libro ganador de la Beca de Creación en Poesía Ciudad de Medellín (2008), Sílaba Editores, Medellín, 2012.


Volver a índice
Poesía Contemporánea







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
PORTAL DE POESIA
 



Las poesias
ENLAZANOS - HELP ME - S.O.S.
 
¿Te gusta lo que hacemos?
Ayúdanos pegando este logo en tu sitio
Portal de Poesia Contemporanea
Poesia Contemporanea
Recomendado